¿Qué significa soñar con depresión?

El significado de soñar con depresión es una muestra de la poca capacidad con la que contamos en nuestra vida diaria para ejercer conexiones con los demás que nos rodean, además de una capacidad casi que nula para ir identificando las causas y las consecuencias de cada uno de nuestros problemas e incluso de las decisiones que tomamos en el día a día.

Soñar Depresion

En ese orden de ideas, el soñarse deprimido o triste es una manera de simbolizar que en el futuro vamos a pasar por situaciones complejas en nuestra vida cotidiana, la cuales van a exigir un esfuerzo para adecuarnos a cada una de ellas y así no dejarnos llevar por la posible melancolía de ese instante que a lo mejor nos atormentará.

En caso de soñar con otras personas melancólicas o depresivas, es una manera de insinuar que la persona que se sueña con esa situación a cometido errores hace poco tiempo que han afectado a personas cercanas, pero que aún no han sido reconocidas por esa persona.

En conclusión, el significado de soñar con depresión no trae consigo consecuencias de orden positivo, sino todo lo contrario, todo dependerá de que veamos en el sueño.

Otras búsquedas:

  • soñar con depresion
  • que significa soñar con depresion

2 comentarios

  • yo soñe que un artista me miraba triste y me decia tienes depresion y yo le decia si bien canija. en otras palabras pero omito yo si he estado deprimida debido a la muerte de mis papas mi mama tiene 9 meses de fallecida mi papa 7 meses

  • Anny

    Soñé que estaba en la escuela, y de pronto, veía a las personas que amo decirme “gorda” “pinche fea” (etc.) pero todo eran alucinaciones, después de la nada, ya no estaba en la escuela, era de noche y estaba en la calle, sola. Un carro se acercaba a mí y de ahí bajaban tres personas, un hombre calvo, alto y al parecer el líder. Otro no tan alto, con cabello, Y una mujer de ojos rasgados, cabello negro atado en dos copistas y una banda negra al rededor de la cabeza. Todos iban vestidos con trajes naranjas y me ofrecieron un “trabajo” el cual acepté, entramos al auto y yo me subi adelante con el calvo. Me di cuenta de que habíamos pasado por la escuela de mi hermana y metros después, estando el auto en movimiento, baje de el, y corrí gritando por ayuda pero la gente solo se alejaba, la carretera estaba empapada y yo descalza. Después me encontré en mi casa sentada con mi mamá diciéndole lo de las visiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *